Páginas vistas en total

miércoles, 25 de febrero de 2009

Enfermedad.


Cuando caí enfermo, de una enfermedad al parecer grave, nadie vino a visitarme. Seguramente, por mi carácter hosco, los conocidos de vista no me echaron de menos. Tampoco llevaba mucho tiempo en el pueblo, por lo que no hubo tiempo de hacer amigos o conocidos más cercanos. Seguramente, por mi carácter hosco, tampoco los hubiese hecho con más tiempo.

1 comentario:

Mityu dijo...

También podrías haberlo llamado hosquedad, o soledad, o niño.
También podrías haberlo llamado los rediles.
Gracias.
Un beso