Páginas vistas en total

sábado, 9 de octubre de 2010

El paseante ocasional.


He salido a pasear súbitamente, como escupido del sofá, en donde yacía como atornillado, hacia la puerta, la escalera, el portal, la calle mojada, un perro que me ladraba en la acera. Hice la vista gorda. No son mis amigos los perros, y menos si me los topo y me ladran y encima cuando, por fin, me decido a salir. De esa forma me descubro debilitado, me azota la duda sobre la oportunidad del paseo, doy a ese viandante que se acerca la impresión de ser vulnerable. Me precipito hacia una esquina cualquiera alejándome del perro y del sujeto que me viene observando con creciente empeño. Dos de las cosas que más detesto en el mundo, los perros y los seres humanos. El paseo no tiene buen comienzo, no puede tenerlo desde el momento en que mi pensamiento a cerca del hecho concreto de pasear no es del todo positivo. Todo paseo conduce a ningún sitio determinado del que, después, y al cabo, es irremediable volver. Y más le vale a uno volver, y si es posible, motu proprio, y sin haber pugnado con los mayores obstáculos con que puede uno tropezar, a saber, más de un perro o más de dos personas. El caso es que ha comenzado a llover, de forma contumaz, y eso me alegra la cara, y se ha levantado un vientecillo incordiante que descuida mi pelo, y eso me hace abrigar esperanzas. No suelen aventurarse demasiados seres a esta clase de intemperie, y menos en este sitio en donde suele reinar el buen clima como si fuese una penitencia horrorosa. Además, echo por los peores senderos una vez salgo del casco urbano, divergiendo con ignominia el trayecto. Y me acompaña, en cuanto puedo, un garrote que agarro del suelo leñoso por el que discurro, para disuadir, como ya se sabrá, a perros y humanos demasiado osados o incautos.

2 comentarios:

abanico de recuerdos dijo...

Hola Franzl, cuanto tiempo, ya hacia que no me paseaba por tu blog, aunque siempre te recuerdo,en alguna ocasion, he pensado, por donde andará? Me alegra que vuelvas a escribir, aunque tu paseo, es reflejo de " otros " paseos que hemos dado muxos de los que estamos aqui.
Espero que sigas tambien como siempre.Un beso siempre desde el Sur.

Anónimo dijo...

Vaya, me alegra saber que estamos vivos... Me he dado al abandono, pero ya me encontraré. Espero que sigas bien, y hayas avanzado algo en tu instrucción poética.

Besote.